jueves, 11 de octubre de 2018

RELATOS JUEVEROS... FIN DEL VERANO




Hoy cuando desperté, sin esa caricia de Sol, me di cuenta de que ya habías partido hacia tu viaje al Sur. Nunca me avisas -o más bien, yo no quiero escuchar que te vas-, porque ¿sabes? tengo debilidad por tí... por ese calor de tus sonrisas, la furia del viento de tus tormentas, el aroma de la  calma... (adoro tu idea de lanzar el reloj al mar, de olvidarme de él mientras estás conmigo).

Porque me gusta viajar contigo, sorprenderme con todos los mundos que me enseñas y tus noches... esas que emparejan silencios y bullicio ¿acaso encontraré mejores noches que compartir si no son contigo?

Sabes que te añoraré todo el año y hoy te dejo escritas estas palabras en la arena mientras espero que vuelvas del Sur, querido verano...

** ** **


Más nostalgias veraniegas en Molí del canyer

miércoles, 3 de octubre de 2018

LO QUE HACE EL TIEMPO...



"No hay ninguna razón  
aterradora, delirante, demencial, emocionante,
 enloquecedora, espeluznante,
 fascinante, horrible o impresionante.....

por la que lleve tanto tiempo sin entrar al blog"

Simplemente me olvidé de la pareja mail-contraseña 
(tal cual)
Y hoy, en un monederito en el fondo del cajón víctima de la limpieza de mis propósitos semanales, encontré el papelito donde estaba apuntada...

¡Hola!
(y sí, en las vacaciones desconecté tanto
que borré casi todo de la memoria :P)


jueves, 14 de junio de 2018

CAMBIOS... RELATOS JUEVEROS

"Esa belleza ha sido esculpida por el cambio:
 el cambio suave, casi imperceptible,
 y el cambio repentino y violento.
 En el cosmos no hay lugar que esté a salvo del cambio"
Carl Sagan


Y caminando ayer contra el viento, intentaba acelerar alguna neurona aletargada...  Intentaba hacerlas  conectar: "Hola, ¿os acordáis de mí? Solíamos trabajar juntas y en ocasiones generábamos alguna chispita  -aunque fuese pequeña- al escribir.

Sonaban canciones de otros tiempos por los auriculares, sonreía al Sol... y en algún instante muy cálido,  breve y confuso -como un déjà vú- sentí poder desenredar los mil minúsculos giros de mi vida. Y el anhelo de permanecer en ese momento, de observar de nuevo con el hambre de las expectativas,  hizo rebuscar  a mis neuronas escritos dictados, inspirados en pasados repletos de cambios. "Me gusta cambiar" -decido cuando concluye el instante-.

"Inspira y regenera. Sigue girando en 180º" -le confieso al Sol como notario presente en mi declaración de intenciones-.



Y vosotros ¿Cómo lleváis los cambios de vuestra vida?

Más relatos de cambios en el blog de Lucía

sábado, 9 de junio de 2018

EL CUADRO... (Relato juevero, en sábado tardío y tormentoso)




Cotton Candy Clouds, 2004, oil on linen, (Will Cotton)

¿Sigues mirando el algodón gris azulado del cielo? Yo creí que, de tanto que me gustaba observarlo, nunca cambiaría. Olvidé cientos de historias  en mí de la última década, que acuden como breves relámpagos a mi memoria mientras tecleo. Pensé que rebosar experiencia , argumentaría todos mis razonamientos y posaría mis miedos.

Y no. Sigo caminando entre los últimos truenos, buscando algodón rosa en el cielo.

***  ***

Voy tardía y fuera de plazo con la convocatoria juevera (lo siento). Por aquí cuadros y relatos muy interesantes en el blog de Pepe.


miércoles, 23 de mayo de 2018

RELATOS JUEVEROS.... EL PREMIO (CUENTO DE CHÉJOV)





Un hombre, en Montecarlo, va al casino, gana un millón,

 vuelve a casa, se suicida.

Este es el cuento que Chéjov nunca escribió. 
Una paradoja.
Las paradojas surgen de  historias que se enredan
 tras las puertas que nunca abrimos,
 las que dan a oscuras habitaciones, en las que nunca hay invitados.

*****
Un hombre, en Montecarlo,  disfruta con desgana de unas solitarias vacaciones. En su cansino paseo enreda pensamientos. Sumas y restas compulsivas de una simple cuenta bancaria. Ajustados cálculos para poder ir todos de vacaciones. Pagaba por sonrisas, por imprimir recuerdos en la retina de los suyos. Este año solo ha necesitado un billete; simple y sin cálculo, sin ojear folletos, sin rebuscar emoción al destino. Va al casino. Cuando entra,  piensa en el cochambroso puesto de lotería del barrio... la de veces que estrujó con ilusión boletos para pagar más recuerdos... Apuesta al número de su cumpleaños y gira la bola... el número. Su número. Gana un millón, sonríe con desgana, con incredulidad, casi abraza a los compañeros de mesa... en realidad, le abrazan pero cuando mira alrededor solo son desconocidos.
   
 Vuelve a casa. El camino es una infinita cuesta. Mira chicos, mira familias... mira sonrisas. De fondo escucha recuerdos, gritos subidos de tonos, odios acústicos que no puede borrar. Abre la puerta de una habitación oscura, donde no hay invitados. Sólo hay tristeza muda. Toma un papel y escribe: "os quiero, pero no aprendí a ser padre..." Quiere seguir escribiendo. Quiere comprar pasado con su premio, tiempo para aprender, para rectificar, para abrazar... para suplicar si fuera necesario. Pero su millón no sirve.  Lágrimas. Abre la ventana, viento. Billetes al viento y él con ellos.

Se suicida. 

Más relatos (y espero que más animados...) jo! estoy tristona con la tormenta de hoy... :D en un click en el blog de Juan Carlos.


jueves, 17 de mayo de 2018

UN PUNTO DE LOCURA... RELATOS JUEVEROS

Retomo los relatos jueveros... (han pasado muchos desde el último, pero es que a veces la vida es una pequeña locura).


Hoy: un punto de locura. Admito que me ha hecho mirar hacia atrás y rebuscar en mi cuadriculada vida. Confieso que los escasos y pequeños puntos locos de mi historia me hicieron feliz. Probablemente la mayoría no los consideraría locuras, pero para mí fueron saltos al abismo.

Pero vayamos con el relato. Muchos más relatos de locura en el blog de Pepe 



*****
"Llegué al nivel 50, no fue difícil con mi persistencia.
Ahora, tras derrotar las últimas naves, llego al final...
Conseguí mi talismán.
Tan solo eso...
Debo esperar, indagar mucho más...
 tal vez algún escondite, un sendero tras la niebla donde continuar.
Necesito continuar..."
*****

Analizaban los  pensamientos del nuevo jugador. Sonrieron. Conclusión: el experimento daba resultados.
La especie era fácilmente moldeable, incluso débil, extremadamente débil. Llegaban fácilmente a un estado de locura y adicción con pequeños reconocimientos en niveles superiores del juego...

Al principio comenzaron con los niños -juegos de habilidad, idiomas, educativos... todo por conseguir un mejor desarrollo mental-.
Se les animaba desde sus casas a jugar; los padres presumían de cómo manejaban la tecnología."Esta nueva generación..." -decían orgullosos.

La inmersión resultó tremendamente sencilla... Después los jóvenes, los adultos... todos conectados en red, perdían fácilmente su realidad para integrarse en aquel universo virtual donde el tiempo era devorado.




¿No creéis que esto de los videojuegos 
es una verdadera locura generacional?
¿o soy yo la única que no los soporta?

viernes, 20 de abril de 2018

COMO GAIA

Hoy la foto es mía: "El Ebro por el Parque del Agua"


"Gaia es un planeta ficticio que aparece en "Los límites de la Fundación" de Asimov. En él, todo animal, planta y mineral participa de una conciencia común, formando una superestructura que trabaja conjuntamente por el bien común. "


A veces siento que no estamos tan lejos de esa ficción, que sólo hemos adormecido el instinto. Abril me desbordó, como el Ebro, y ahora cuando parece descender el ahogo, solo queda limpiarse los lodos que quedaron adheridos. No se si será a golpe de suspiro, de teclear por aquí palabras imaginarias, de baños de sol o un batido de todas estas medicinas... Lo que se es que habrá que volver a respirar y sentirse en Gaia...



¿Cómo estáis por aquí? Os visito en un plis plas :)

Last words...

RELATOS JUEVEROS... FIN DEL VERANO

H oy cuando desperté, sin esa caricia de Sol, me di cuenta de que ya habías partido hacia tu viaje al Sur. Nunca me avisas -o más bien...